Alentador. Así fue el triunfo que logró Supersónicos de Miranda sobre Cangrejeros de Monagas 81 a 59, con lo que cerró su participación en la fase regular de la Superliga de Baloncesto de Venezuela.

A pesar de las tres bajas que sufrió el equipo para el encuentro tras la convocatoria de Michael Carrera, José Ascanio y Luis Betancourt a la Selección Nacional, el resto del plantel dirigido por Manuel Povea no los echo de menos y pudo sacar adelante un partido que no resultaba fácil, en la teoría.

Con diferencia a lo que había sucedido en la mayoría de los encuentros anteriores, en lo que el inicio solía ser lento; en esta ocasión Supersónicos apretó el acelerador desde el salto entre dos y eso se tradujo en una victoria parcial de 26 a 15 consumado el primer periodo.

En el siguiente cuarto, la defensa fue protagonista. Tanto así, que se obligó al rival a conseguir tan solo cinco puntos, mientras que en el costado ofensivo Javinger Vargas y Morris Sierralta sacaron su casta para ampliar la diferencia a un 40 a 20 para marcharse a los camerinos.

Una vez cumplido el tiempo de descanso y dada la ventaja, Supersónicos bajó un poco en la intensidad del partido. Povea aprovechó de darle participación a aquellos jugadores con menos desgaste a lo largo del torneo y estos respondieron de gran manera al conservar distancias, pese a que en el tercer tramo los de Monagas anotaron hasta 20 puntos, que fueron neutralizados con 17 de los mirandinos y después de 30 minutos el tanteador electrónico reflejaba un 57 a 40.

Para el parcial final, las figuras de Víctor David Díaz Jr, así como del “escurridizo” Anderson Morales, se hicieron sentir con puntos, que sirvieron para colgar una ventaja holgada y permitir que los minutos finales del compromiso fueran de trámite.

Aunque el conjunto crustáceo ya no tenía ningún tipo de opciones clasificatorias, para Supersónicos se trataba de un partido clave, considerando que una derrota, aunado a una victoria de Bucaneros de La Guaira, pudo haberlo relegado al sexto peldaño de la tabla de clasificación, lugar menos privilegiado al momento de la escogencia de sustituciones y en teoría un “matchup” más complicado en los cuartos de final.

Con fortuna, nada de esos escenarios ocurrieron y ese quinto lugar fue asegurado para medir fuerzas ahora con Centauros de Portuguesa en la definitoria siguiente instancia. 

“Ha sido un poco lo que esperábamos. Aunque no teníamos a un trío de jugadores. Aprovechamos de repartir minutos y también para trabajar algunos elementos tácticos. Estoy satisfecho por el resultado”, manifestó Manuel Povea

El ala-pívot Kelvin Caraballo volvió a resultar clave en la victoria, después que se fajó ofensivamente con 15 puntos y dos rebotes. En el aspecto ofensivo también destacó con otro par de capturas más y propinó un trío de bloqueos.

“Keito” fue secundado en las estadísticas por Víctor David Díaz Jr, quien respondió a la confianza saltando desde el banco. El primogénito del legendario ex jugador y director adjunto a la presidencia espacial, totalizó 13 unidades, con un triple y 4 rebotes.

“Como todo en la vida esto es un proceso, en el que venimos trabajando día a día. Hemos ajustado a través del tiempo, con el transcurrir de los partidos, ya se puede ver una unidad de equipo más cohesionada. Todo el mundo se conoce más, se entiende más y yo creo que eso es bastante importante para la postemporada”, dijo Díaz Jr, tras el partido.

Supersónicos aprovechará el parón que ofrece el calendario, con la participación de la “vinotinto de las alturas “ en las ventanas de la Americup 2022, para continuar finiquitando detalles con miras a la designada ronda de cuartos de final, que está prevista iniciar el próximo 29 de noviembre.