Con autoridad. Así fue el triunfo que logró Supersónicos de Miranda sobre Bucaneros de La Guaira con marcador de 71 a 61, que sirvió para así extender la racha victoriosa a tres juegos y escalar hasta el sexto peldaño de la tabla de posiciones en la Superliga, ahora con récord positivo de 4-3.

Fue uno de esos partidos que, más allá del resultado final, cobra mayor importancia al tratarse de un rival directo, además de la manera en la que se logró. 

Porque el inicio para Supersónicos no fue fácil. Bucaneros aplicó una defensa que de momentos complicó a los dirigidos por Manuel Povea. Pese a los múltiples intentos de descifrarla, se falló en el intento y cedieron el primer periodo 20 a 11.

Sin decaer. Con paciencia y concentración, los mirandinos acortaron ventajas tan pronto como en el segundo apartado del juego. Poco a poco el cerco rival se fue derrumbando. Michael Carrera y Javinger Vargas tomaron justicia por sus propias manos y con sus tiros desde detrás de la línea perimetral recortaron ventajas para llegar al descanso abajo por solo cinco puntos (36-31).

Una vez consumado el descanso y ya entrados en el tercer cuarto, ambos conjuntos se enfrascaron en un intercambio de canastas. Carrera se mantuvo inspirado y causó estragos dentro del seno litoralense, que tuvieron pocos argumentos para detener al oriental, quien consiguió hasta 16 puntos en el tramo y fue el autor intelectual de que Supersónicos lograra la paridad en el marcador a 53 puntos, tras 30 minutos de desafío.

Para el último parcial, la protagonista fue la presión defensiva que aplicó Povea junto con sus muchachos, para causar pérdidas de balones y desaciertos en el adversario. Asimismo, Luis Julio impuso su fortaleza en la pintura y conquistó 7 de sus 11 puntos totales. 

Ese accionar del experimentado jugador, aunado al temple para manejar los tiempos exhibido por el piloto Carlos “Margarito” Cedeño, fueron claves para colgar una ventaja importante en el tanteador electrónico, que resultó inalcanzable para los varguenses.

“Tal y como esperábamos fue un juego muy duro contra un rival con mucha experiencia y un magnífico entrenador. Tuvimos una primera parte en la que ellos han estado muy duros, sobre todo en el apartado del rebote y nosotros realmente hemos acusado un poco la falta de enfoque. Afortunadamente en la segunda mitad hemos conseguido controlar mejor las peleas del balón. Estar más tranquilos en ataque y seguimos manteniendo nuestras rotaciones, para llegar al final en las mejores condiciones y creo que eso ha podido marcar una de las diferencias en un juego tan equilibrado, que hasta pocos minutos antes del final podía haber sido para cualquiera. Lo que me queda es felicitar a mis jugadores”, dijo el técnico español Manuel Povea.

La inspiración de Michael Carrera le sirvió para erigirse como la gran figura del desafío al culminar con 26 unidades, de los cuales 12 llegaron gracias a 4 triples encestados en el mismo número de intentos. 

De igual manera, aportó en la pintura con 8 rebotes, 2 de ellos ofensivos y también contribuyó con un par de asistencias.

“Eso es secundario. Para mí lo que vale es que sigamos ganando como equipo. Que consigamos lo que necesitamos para lograr un buen puesto en la clasificación”, manifestó Carrera tras el compromiso.

Supersónicos estará libre de actividades competitivas por los próximos dos días y regresará a la acción el martes para encarar el derbi mirandino frente a Diablos, en partido clave para las aspiraciones de avanzar a postemporada.