La turbulencia que afectó a la nave de Supersónicos de Miranda en el inicio de la Superliga de Baloncesto de Venezuela ya fue superada. O al menos solventada después del triunfo conseguido este domingo sobre Broncos de Caracas con marcador de 74-72.

Un intenso primer cuarto, así como un cierre productivo de final fueron fundamentales para conquistar esta revitalizadora victoria que llega justo antes de la jornada de descanso que tendrá el elenco mirandino, que regresará a la acción el próximo jueves.

El ritmo del comienzo del partido fue impuesto por la calidad de Morris Sierralta. El escolta se creció durante los diez minutos iniciales al concretar 14 puntos, 12 producto de cuatro triples, tres de ellos de manera consecutiva. El accionar de Sierralta le permitió a Supersónicos cerrar el parcial con la ventaja parcial 25 a 14.

Para el segundo cuarto, los dirigidos por Manuel Povea, que colocó en cancha a la conocida como “segunda unidad” del plantel, desaceleraron el paso avasallante y los capitalinos sacaron provecho de ello para reaccionar y acercarse en la pizarra; de tal manera, que para el descanso el conjunto espacial gozaba de la ventaja mínima (39 a 38).

A pesar de que se perdió una diferencia considerable, los mirandinos no perdieron el ánimo y así lo evidenciaron para el tercer periodo.

Una corrida de 9 a 2 para iniciar dicho tramo, le permitió a Supersónicos ampliar la brecha en el tanteador y transitar el camino con mayor comodidad. No obstante, otro bajón ofensivo hizo posible que Broncos regresara de nuevo rápidamente al partido e igualara las acciones a 53 por bando, consumados 30 minutos de compromiso.

Con similitud a lo acontecido en el tramo anterior, para el último cuarto el equipo del futuro apuntalado por Javinger Vargas, volvió a colgar una diferencia considerable de hasta siete puntos, después de que al alero embocó tris disparos de larga distancia, además un doble y un par de tiros libres. Sin embargo, para la conclusión, una presión férrea del adversario causó problemas para acortar diferencias.

Sobre los segundos finales, un bloque inmenso de José Ascanio tras una penetración del piloto de Broncos evitó cualquier tipo de traspié y por el contrario le concedió a su club la posibilidad de salir airoso y mantener las esperanzas de clasificación intactas.

“Ha sido una victoria muy sufrida. A pesar del resultado, la sensación de que no solo hemos ganado sino que hemos podido jugar mejor que en días pasados, contra un equipo que ha sido muy combativo, que plantea muchas alternativas defensivas, que obliga a los jugadores a tener que estar muy atentos. Nosotros, por su parte, estuvimos en la línea que queremos. que es la de involucrar al máximo de jugadores posibles, mejorar la forma física. Entendemos que cuando eso suceda también la parte técnica mejorará. Tuvimos un mejor acierto desde la línea de tres puntos, también un juego más colectivo. Ahora nos queda descansar y prepararnos para el próximo juego”, exclamó Povea tras el desafío en el Gimnasio Ciudad de La Asunción de Margarita.

Sierralta, luego de ese épico primer cuarto, se erigió como la gran figura de la jornada al totalizar 17 unidades y aportar de igual manera 3 rebotes. Es la segunda ocasión en lo que va de campaña que el mirandino culmina como el máximo anotador de Supersónicos.

Otro destacado fue Michael Carrera, que quedó a una captura del doble-doble (13 tantos y 9 rebotes).

Vargas, en tanto, volvió a mostrar su mejor versión y sumó 13 cartones (11 en el último cuarto), con tres disparos desde atrás de la línea de tres puntos convertidos.