Para acallar, de cierto modo, las opiniones adversas suscitadas tras la falta de resultados en el inicio, Supersónicos de Miranda sacó la casta y apabulló al conjunto Cóndores del Zulia con la que hasta ahora ha sido la victoria más categórica en lo que va de Superliga de Baloncesto de Venezuela (SLB), que fue de 82 a 40.

Los espaciales mostraron de nueva cuenta un juego colectivo; a tal punto, que todos los jugadores que conforman la plantilla diaria vieron acción y anotaron al menos dos puntos.

El comienzo del partido fue utilizado por los dirigidos por Manuel Povea para tantear el terreno y medir la capacidad del adversario. Eso conllevó a que el primer periodo finalizara con una ventaja mínima de 14 a 11.

Ya con conocimientos del rival, para el segundo tramo los tripulantes apretaron el acelerador de la nave para colgar una amplia diferencia en la pizarra que puso en aprietos a los zulianos, que contaron con pocos recursos para la reacción y permitieron que Supersónicos se marchara a los bastidores arriba 34 a 21.

A pesar de lo holgado del marcador y consciente de lo que significaba el partido dentro del objetivo de escalar en la tabla de posiciones, el coach Manuel Povea optó por mantener la intensidad defensiva y propiciar así mejores ofensivas. Cosechó los frutos de inmediato.

En el tercer parcial el elenco mirandino limitó a Cóndores a solo 2 puntos transcurridos 8 minutos al tiempo de que abultó el tanteador electrónico colgando una ventaja de más de 30 puntos (64-30) que dejó al adversario en “la lona”.

Ya el último cuarto fue más de trámite que de otra cosa. Povea le dio oportunidades a sus piezas más noveles. Estos supieron responder aguantando los embates del Zulia y además avanzando en el costado ofensivo con quiebres rápidos y transiciones estratégicas, siempre apegados al esquema del director técnico español.

Fue así entonces, como ese cuarto tramo que también se adjudicó Supersónicos 18 a 10, consumó la paliza con la que se desplumó al ave zuliana.

“Hay que felicitar el esfuerzo que realizó el equipo de Cóndores, que ha trabajado muy seguidamente alternando defensas individuales con criterio. No entregaron el juego desde el principio”, dijo de entrada Povea con su profesionalismo característico.

En cuanto al funcionamiento de su equipo, el ibérico no tuvo sino palabras de satisfacción. 

“Seguimos creciendo. Hoy estamos contentos porque creo que todos los que han participado estuvieron concentrados, muy intensos. Han trabajado duramente la línea que queremos con la idea de mantener al equipo en forma. También hemos recuperado sensaciones. Hay jugadores que cada vez empiezan a estar más finos. Físicamente están un poco mejor. Las rutinas de ataque y defensa comienzan a afianzarse y bueno estamos en el camino que nos planteamos desde el primer día. Siendo fieles a la planificación. Creo que nos está yendo bien para seguir avanzando”, exclamó Povea.

La repartición de puntos fue comandada por Michael Carrera, quien finalizó con 17 unidades. Asimismo, colaboró con 6 rebotes y lo más importante es que estuvo impecable sin ninguna pelota perdida. Carrera fue secundado por Javinger Vargas, que de a poco está consiguiendo su mejor versión y sumó 13 cartones con tres cestas triples conseguidas.

“Estamos construyendo una identidad como grupo. Un teamwork y eso afianza más lo que estamos haciendo y es lo que de a poco estamos logrando”, dijo Vargas.