Por segundo juego consecutivo, Supersónicos de Miranda olió el aroma del triunfo, aunque al final no pudo celebrar.

En esta ocasión, le tocó resbalar frente a Trotamundos de Carabobo 62 a 60 en un partido en el que se estuvo arriba por la mayor parte del tiempo. 

La maquinaria espacial no tuvo su mejor arranque. Titubeó en el poco productivo primer cuarto para cederlo a los cabrialenses 13 a 9.

Para los siguientes 10 minutos, el coach Lucas Zurita apretó a los suyos con un ataque ordenado y una exhaustiva defensa sobre el rival que rindió dividendos de inmediato, encabezados por Abrouse Acosta

El base armador anotó hasta 12 unidades en el segundo parcial, claves para que Supersónicos se fuera al descanso con la amplia ventaja de 34 por 23.

Luego de medio tiempo, cambiaron muy poco las acciones. Trotamundos intentó por diversas vías quitarse el yugo, aunque los de Miranda conseguían rápidamente mantenerlo con orden y precisión en cada posesión. Sin embargo, sobre los minutos finales del tercer capítulo, un bache supersónico le permitió al adversario meterse en carrera de nuevo y descontar en el tanteador a un 47 a 41.

Tal y como sucedió en el anterior careo frente a Guaiqueríes, el agotamiento propio de un alto nivel de exigencia por parte de los tripulantes le pasaron factura sobre la etapa culminante y eso lo aprovechó Carabobo, para incluso tomar el liderato.

Con 15 segundos restantes de compromiso, Supersónicos contaba con la posesión de la pelota. Zurita armó rápidamente un ataque, para cuando menos igualar y forzar un tiempo extra, pero la suerte no acompañó a sus dirigidos.

Una penetración del veloz Osmar Álvarez que finalizó en una bandeja corta, titubeó con el canasto y finalmente se salió hacia un costado justo cuando la chicharra indicó la expiración del tiempo reglamentario del enfrentamiento.

Una de las diversas notas positivas que dejó el descalabro, fue el resurgir de una pieza fundamental en el esquema supersónico como lo es Abrouse Acosta. El ágil piloto contó con su primera gran jornada ofensiva y guió a sus compañeros con 18 unidades, de las cuales la mitad (9) llegaron producto de 3 cestas triples.

Acosta fue secundado por el novato sensación Wilklerman Gómez, que aportó otros 14, además de 4 rebotes y un par de asistencias.

Supersónicos, que dejó su récord en 4 triunfos y 8 reveses, no tendrá competitividad este viernes, aunque aprovechará para preparar lo que será su próximo desafío, el sábado frente a Taurinos de Aragua.

 

Foto: Prensa Superliga