Menos de 24 horas tuvo Supersónicos de Miranda para lograr la reivindicación, luego de un traspié, y logró el objetivo, después de dar cuenta de Brillantes de Maracaibo 75 a 66 para así sumar la séptima victoria en la primera edición de la Superliga de Baloncesto de Venezuela.

Dadas las características del rival, el técnico Manuel Povea optó por utilizar un quinteto abridor inédito que incluyó como base armador al joven Luis Betancourt, a Javinger Vargas y al Alfredo Rodríguez. Estos, respondieron desde el inicio tras colgar una corrida de 10 a 1 en el cuarto inicial. 

No obstante, esa alta efectividad no se pudo mantener. Por el contrario, los espaciales sufrieron un bajón considerable, que tuvo consecuencias que los zulianos incluso tomaran la ventaja a un 16-15 finalizado los diez minutos.

Para el segundo tramo, las acciones se mantuvieron parejas. Por momentos Supersónicos amenazó con despegarse en el tanteador, pero Brilantes no se lo permitía. Aguantaron todos y cada uno de los embates y sin embargo se marcharon al descanso con la desventaja mínima de 30 a 29.

Más allá de que se haya asegurado un cupo en la postemporada, el de este domingo se trataba de un juego clave en las aspiraciones de alcanzar el mejor puesto posible en la tabla de clasificación. 

Conscientes de ello, para el tercer cuarto la nave apretó el acelerador, con un poco más de eficacia en los tiros desde la larga distancia y puntos en la zona pintada. Este accionar repercutió rápido en el marcador, para de a poco ir estirando la ventaja y evitar cualquier tipo de contratiempos para el ocaso del compromiso. El cuarto finalizó 56 x 49.

Ya en el cuarto y último periodo, Povea ordenó a sus piezas de mayor experiencia sobre la duela. La intención siempre fue manejar los tiempos y aguantar a un conjunto de Brillantes, lleno de ímpetu y juventud.

Si bien hubo momentos de desconcierto, ese amplio recorrido en el ámbito profesional de hombres como Javinger Vargas, Morris Sierralta y el propio Alfredo Rodríguez, sirvió para opacar a los de la capital del Zulia, que no encontraron manera de hacer estrellar a la nave supersónica.

“Queríamos darle la oportunidad a jugadores con menos experiencia, para  que pudieran disfrutar de más minutos a este nivel, y descansar a los más habituales, lo cual nos sirve para prepararnos para la siguiente fase”, dijo el coach español Manuel Povea.

Alfredo Rodríguez retribuyó su titularidad al figurar como uno de los máximos anotadores del encuentro con 13 puntos. Asimismo, impuso su fortaleza en la pintura y se fajó con 8 rebotes, 2 de ellos ofensivos y de suma importancia. Es la segunda vez en el torneo que “Tadeo” se alzó como la máxima figura finalizado un desafío.

Además de Rodríguez, destacó Morris Sierralta, quien de igual manera anidó 13 tantos, con tres triples en el mismo número de intentos.

“El irreverente” prospecto Luis Betancourt pudo destacar una vez más, luego de que totalizó 10 puntos. Segunda ocasión en lo que va de certamen que anota 9 o más unidades.

“Estoy tratando de mejorar un poco más en la defensa. También en el aspecto grupal, que siento que es a donde todavía no hemos llegado a tope y es lo que queremos. En cada práctica trato de dar todo lo mejor posible para estar preparado para cuando el coach me necesite”, contó el introvertido y novel atleta mirandino.

Supersónicos tendrá un descanso de actividades competitivas por un par de días, antes de encarar lo que será el último desafío de la ronda regular contra el equipo Cangrejeros de Monagas.