Supersónicos de Miranda atravesó una turbulencia sobre el final y eso le costó el partido frente a Indios de Caracas, que supo capitalizar para asestar un duro golpe al quedarse con el triunfo 71 a 63 y afectar directamente las aspiraciones clasificatorias.

Al final el tanteador no denota lo reñidas que estuvieron las acciones sobre el tabloncillo del Gimnasio Ciudad de La Asunción. Desde el primer cuarto, ambos quintetos dejaron claro que se trataba de un partido vital para ambos. Se sacaban poca ventaja y la defensa a presión se hizo predominante. Al final Indios se quedó con el parcial 17 a 13.

En el segundo, Supersónicos pudo recortar ventajas e incluso logró en diversos pasajes ponerse al frente. Sin embargo, los aborígenes encontraron reacciones casi que inmediatas para reponerse y fue así como llegó el descanso con la diferencia de apenas tres puntos (34 a 31).

Para la segunda mitad, prácticamente todo se mantuvo igual. Aunque Miranda de a momentos pudo adueñarse del tanteador. Empero, la presión indigena surtía efectos; hasta tal punto, que el tercer tramo finalizó parejo, 16 a 16 para un 50-47 en el marcador electrónico oficial.

Fue entonces cuando en el último y decisivo periodo, los tripulantes de la nave supersónica, condicionados por problemas de faltas, cayeron el el bache de juego, mismo del que sacó provecho la tribu para aumentar la ventaja y con ayuda del cronómetro, finalmente agenciarse el laurel.

El novato Wilklerman Gómez continuó dejando gratas impresiones al finalizar como el máximo anotador supersónico. Aunque no conforme con ello, se adjudicó su primer doble-doble como jugador profesional, mismo que constó de 15 unidades y 11 rebotes.