Un inicio dubitativo y un poco de falta de atino, fueron claves para que Supersónicos de Miranda viera cortada su seguidilla de triunfos en 4, luego de tropezar contra Centauros de Portuguesa 66 a 56.

El elenco espacial fue el primer en anotar tras el salto entre dos gracias a un triple de Aarom Espinoza. Tras el lanzamiento del escolta, los llaneros respondieron y pudieron tomar el control de la pizarra en el primer cuarto 15 a 10.

Supersónicos intentó ripostar tan pronto como en el segundo capítulo del juego. Con Alejandro Bernal y Luis Almanza como guías, de a momentos pudieron recortar ventajas; sin embargo, leves baches. No obstante, Centauros reaccionó de inmediato para continuar liderando las acciones con un 36 a 28 tras sonar la chicharra que indicaba el comienzo del tiempo de descanso.

Para el tercer tramo, el coach Lucas Zurita apretó a los suyos y de nuevo con Bernal y Almanza como punta de lanza logró remover cimientos en el adversario. Sin embargo, tiros libres no embocados oportunamente, una que otra decisión errónea fueron pagados caros para finalizar abajo 55 a 46 cumplidos 30 minutos de compromiso.

Decididos a revertir la pizarra, Supersónicos saltó con una férrea defensa al tabloncillo; misma que surtió efectos por lapsos cortos porque los de Portuguesa contaron siempre con la fortuna de su lado para castigar y al final hacer de cuesta arriba el quinto triunfo al hilo para la nave.

Pese al resultado, Luis Almanza pudo darle continuidad al gran momento ofensivo que atraviesa. El ala-pívot conquistó su quinto doble-doble del torneo al anidar 17 puntos y capturar 10 rebotes en poco más de 32 minutos de acción.

Además, el mirandino se hizo sentir en la pintura, aunque en el costado defensivo al propinar un par de bloqueos, uno de ellos que muy probablemente se ubique entre los mejores de la competencia.

Alejandro Bernal, como viene siendo costumbre, secundó a su compañero con 12 unidades, 6 de ellas productos de un par de triples, y 8 balones bajados desde las alturas.

Ahora toca pasar la página, sobreponerse al golpe y pensar en lo que será el difícil careo contra Gigantes de Guayana del próximo sábado, mismo con matices importantes considerando que se trata de un rival directo de cara a la clasificación a la postemporada.